Olor a primeras lecturas

Antonio en la puerta de su abuela

Antonio en la puerta de su abuela

– Antonio, ¡no te bajes del umbral!
– No, abuela.
Un niño de unos cuatro años mira como el director del colegio cierra la cancela. Puede ser septiembre y algo más de las nueve. La cancela es verde y mucho más pequeña que las tapias del colegio. Es como si alguien hubiera querido proteger la escuela de algún mal, pero no hubiera tenido presupuesto para colocar una cancela acorde a las nuevas tapias.
La abuela Dolores, que sabe de las ganas de su nieto por descubrir lo que se encierra en la escuela, lo mira desde su hamaca, y se sonríe mientras remienda de memoria unos calcetines. Antonio con las manos metidas en los bolsillos de un pantalón corto con tirantas, mira fijamente el ritual de cada día. Don Francisco, con la cabeza gacha y aire cansado, flanquea con dos pasos cortos la puerta, primero cierra una hoja de la cancela, luego la otra y finalmente se agacha para echar el cerrojo. Un gemido metálico pone fin al sueño de Antonio. Don Francisco, con la vista perdida, se pierde de la de nuestro infante mientras la algarabía se va extinguiendo dando paso al orden y concierto de los dictados. Antonio, todavía sin moverse del umbral, levanta un poco la cabeza y aguanta la mirada al señor de bigotitos que lo mira sin pestañear desde un azulejo en la fachada. Es el dueño de este y de todos los colegios, le dijo la abuela hace tiempo, y se llama como el director. Antonio se sacude la mirada congelada del señor importante y de un respingo, se gira y corre hacia el comedor. A los pies de su abuela lo espera una sillita de aneas.
– Abuela, ¿por qué yo no puedo entrar en la escuela?
– Porque eres muy pequeño todavía, le explica en un tono cansino.
– Yo no soy pequeño, yo quiero entrar en la escuela, replica Antonio mientras ensilla a un vaquero de plástico azul eléctrico en un caballo negro demasiado pequeño.
A fuerzas de observar cada día el mismo ritual, ese mismo curso Antonio se hace amigo del director. Un día la insistencia del pequeño se ve recompensada con una visita al despacho de Don Francisco. Allí hay muchas cosas: libros, papeles, carpetas de colores, tijeras, sellos y sobres, una máquina de escribir y hasta unos pasos de Semana Santa en miniatura. En una esquina de la mesa del despacho, el objeto más deseado por todos los niños: la campana. Antonio no quiere tocarla como ansía el resto. Después de la campana todo el mundo sale corriendo y la escuela se queda vacía.
– Don Francisco, ¿el año que viene puedo entrar ya en la escuela?, pregunta Antonio mientras garabatea en un papel sucio sentado en el filo de la silla de las visitas y alzando los hombros en una postura imposible.
– No Antonio, el siguiente.
– ¿De verdad?
– De verdad de la buena.
Los dos años pasaron a fuerza de decenas de preguntas sin respuesta, a base de cientos de leches migadas, después de miles de carreras tras los gatos de la abuela y de incontables donaciones de rodilla al cemento de la acera. Pero el día llegó y Antonio cruzó la cancela verde con su carpeta a la espalda, y pasó de largo por delante de la puerta del despacho de Don Francisco. Hoy ya no viene de visita, hoy viene para quedarse hasta que algún niño afortunado toque la campana. Los olores del colegio ya le eran familiares pero ahora puede llegar hasta donde nunca había llegado, hasta cualquier rincón de la escuela. La abuela ya se volvía de espaldas al colegio cuando el pequeño la busca con la mirada. Ella a su vez se busca con la mano derecha la toca negra del hombro por el que siempre se le escurre, el zurdo. Una clase, una mesa, una silla, un lugar en el mundo.
Un tiempo después, no es nada fácil cuantificar en los cajones antiguos de la memoria, Antonio ya hojea su cartilla Palau. Doña Pilar, una maestra mayor y enlutada, le enseña a leer. La a de araña, la e de elefante, la i de iglesia, la o de ojo, la u de uva… El mi mamá me mi mima le aburre. Doña Pilar anota en la esquinita de la página que Antonio sabe leer una cruz al terminar la ansiada sesión de lectura diaria. Un día, una página, una marca de grafito. Pero Doña Pilar no viene desde hace unos días a clase. La ausencia de la maestra se traduce en más aburrimiento y la ansiedad por avanzar le hace pergeñar un plan infalible. Pondrá una cruz en la página de la ga, gue, gui, go, gu y así podremos pasar directamente a la siguiente. Doña Esperanza viene un rato a dar de leer y no se dará ni cuenta. Así es. Al día siguiente tres cruces torpemente escritas delatan al pícaro aprendiz de lector.
– Antonio, ¿seguro que esta página ya la hemos leído?
– Claro señorita, mira la cruz.
– Bueno, venga. Entonces, ¿cuál te toca hoy?
– La xa-xe-xi-xo-xu.
Maestra y alumno se sonríen. Ella tranquila, el nervioso porque se la juega. Teme haber sido demasiado atrevido. Teme no ser capaz de leer esta hoja tan difícil y tener que repetirla mañana. Cuando la termina, suspira y una felicidad enorme le inunda su cuerpecillo. Ya no queda casi nada. Antes de que llegue el verano estrenará otra cartilla, la de los mayores.
Años más tarde, en una de esas visitas a Puente y Pellón en busca de ropa a crédito de un ditero, Antonio y su madre se cruzan con una señora enlutada. Antonio la reconoce por su perfume y le tira a su madre de la mano.
– ¿Qué quieres, miarma?
– Es la señorita Pilar.
– ¿Seguro?
– Claro mamá.
Hoy, tres décadas después puedo afirmarlo como maestro que soy: el olor de quien te enseña a leer, nunca se olvida.****************
Mayti, me invitó haces unos días a participar en su nuevo blog contando mis recuerdos de cuando aprendí a leer. Me pareció una muy bonita idea: maestros y no maestros, rememorando sus inicios como aprendices lectores. No pude resistirme. Aquí puedes ver mi aportación en su blog donde ya aparecen otras. ¡Larga vida a este precioso proyecto!

Anuncios
Publicado en La vida misma, Lecturas | Deja un comentario

Vivir es fácil con los ojos cerrados

Fresas.

Fresas. Algunos derechos reservados por Daniel Rocal.

Todos necesitamos un campo de fresas eterno donde refugiarnos. Apurar y saborear cada momento de tu vida. Maestros que te dejaron marca. No tener miedo a sentir. Abrirte en canal y darte a los otros sin miedo. Cerrar los ojos para soñar. Madres que planchan sin descanso mientras escuchan la radio. Plazas de abasto donde se aprende más que en la escuela. Maestros malos que hacen buenos alumnos. Hermanos mayores que te obligan a decir cosas inteligentes o desternillantes a cambio de algo de espacio. Bancos que dan créditos. Partidos políticos que no reciban 4 veces más subvenciones que toda la industria cinematográfica de su país. Protesta para llegar al poder y cambiar el mundo.

De esto esto se habla en la entrevista que Javier Gallego le hace en su programa Carne Cruda 2.0 de La Ser a David Trueba, ese escritor, director, letrista,… que fue amigo de Azcona y que no fue a la escuela hasta que tenía 7 años. El programa dura más de una hora y media pero no tiene desperdicio. Desde el principio en el que se nos muestra a nuestros políticos en estampida cuasi “serenguetiana”, hasta el final en el que dos policías nacionales de ficción dejan su “road movie” a través de la geografía facha de España por falta de presupuesto, he disfrutado y mucho.

La última película de David Trueba tiene muy buena pinta. Cuenta la historia de un héroe pequeño que hizo realidad su sueño, un maestro que enseñaba inglés a sus alumnos usando canciones de “The Beatles”. Un héroe, que con su contacto efímero con la estrella de la música, consiguió que, desde 1966, todos los discos de estos monstruos llevaran impresas sus letras.

En la vida hay muchos pequeños héroes que hacen enormes heroicidades. Yo conozco a uno que antes cerraba sus ojos para sobrevivir y ahora lo hace para soñar. Va por ti.

Help! I need somebody,
Help! Not just anybody,
Help! You know I need someone,
Help! When I was younger, so much younger than today,
I never needed anybody’s help in any way,
But now these days are gone and I’m not so self assured,
Now I find I’ve changed my mind, I’ve opened up the doors.
Help me if you can, I’m feeling down,
And I do appreciate you being ‘round,
Help me get my feet back on the ground,
Won’t you please, please help me?
And now my life has changed in oh so many ways,
My independence seems to vanish in the haze,
But ev’ry now and then I feel so insecure,
I know that I just need you like I’ve never done before.
Help me if you can, I’m feeling down,
And I do appreciate you being ‘round,
Help me get my feet back on the ground,
Won’t you please, please help me?
When I was younger, so much younger than today,
I never needed anybody’s help in any way,
But now these days are gone and I’m not so self assured,
Now I find I’ve changed my mind, I’ve opened up the doors.
Help me if you can, I’m feeling down,
And I do appreciate you being ‘round,
Help me get my feet back on the ground,
Won’t you please, please help me?
Help me, help me Ooh.
¡Ayuda! Necesito a alguien
¡Ayuda! no a cualquiera
¡Ayuda! sabes que necesito a alguien
¡Ayuda! cuando era más joven, mucho más joven que ahora
Nunca necesité la ayuda de nadie en modo alguno
Pero ahora esos días han acabado ya no estoy tan seguro de sí mismo
Ahora he cambiado de opinión, he abierto las puertas
Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría mucho tu compañía
Ayúdame a poner los pies en el suelo
¿No por favor, por favor ayúdame?
Y ahora mi vida ha cambiado de muchas maneras
Mi independencia parece desvanecerse en la niebla
Pero de vez en cuando me siento tan inseguro
Sé que simplemente te necesito como nunca he hecho antes
Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría mucho tu compañía
Ayúdame a poner los pies en el suelo
¿No por favor, por favor me ayude?
Cuando era más joven, mucho más joven que ahora
Nunca necesité la ayuda de nadie en modo alguno
Pero ahora esos días han acabado ya no estoy tan seguro de sí mismo
Ahora he cambiado de opinión, he abierto las puertas
Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría mucho tu compañía
Ayúdame a poner los pies en el suelo
¿Por favor, por favor, no me ayudarás?
Ayúdame. ayúdame, oooh!
Publicado en La vida misma, Podcasts | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Somos formidables

No hay personas buenas o malas. Hay momentos en la vida. Por eso quiero vivir en una sociedad que cree las mejores condiciones para que todos sus ciudadanos desarrollen todas sus capacidades, en una sociedad con segundas y terceras oportunidades.

A Youtube llegaron videos de gente que creía haber grabado a Stromae borracho en Bruselas. Más tarde se comprobó que se trataba de la grabación del videoclip. No siempre, todo es lo que parece.

Formidable, formidable
Tu étais formidable, j’étais fort minable
Nous étions formidables
Formidable
Tu étais formidable, j’étais fort minable
Nous étions formidablesEh bébé, oups, mademoiselle
Je vais pas vous draguer,
promis juré
J’suis célibataire
et depuis hier putain
J’peux pas faire d’enfant
mais bon c’est pas
Eh reviens !
5 minutes quoi,
j’t’ai pas insulté,
j’suis poli, courtois
Et un peu fort bourré
et pour les mecs comme moi
Vous avez autre chose à faire,
vous m’auriez vu hier
Où j’étaisFormidable, formidable
Tu étais formidable, j’étais fort minable
Nous étions formidables
Formidable
Tu étais formidable, j’étais fort minable
Nous étions formidablesEh tu t’es regardé,
tu t’crois beau
Parce que tu t’es marié
Mais c’est qu’un anneau mec,
t’emballes pas
Elle va t’larguer comme elles
le font chaque foisEt puis l’autre fille
tu lui en as parlé ?
Si tu veux je lui dis
comme ça c’est réglé
Et au p’tit aussi,
enfin si vous en avez
Attends 3 ans, 7 ans
et là vous verrez si c’est..Formidable, formidable
Tu étais formidable, j’étais fort minable
Nous étions formidables
Formidable
Tu étais formidable, j’étais fort minable
Nous étions formidables

Et petite, oh pardon, petit
Tu sais dans la vie
y’a ni méchant ni gentil
Si maman est chiante
c’est qu’elle a peur d’être mamie
Si papa trompe maman
c’est parce que maman vieillit, tiens
Pourquoi t’es tout rouge?
Ben reviens gamin
Et qu’est-ce que vous avez tous,
à me regarder comme un singe ? Vous
Ah oui vous êtes saint, vous
Bande de macaques !
Donnez moi un bébé singe, il sera

Formidable, formidable
Tu étais formidable, j’étais fort minable
Nous étions formidables
Formidable
Tu étais formidable, j’étais fort minable
Nous étions formidables

Formidable, formidable,
tú eras formidable, yo era un miserable.
Éramos formidables.
Formidable, formidable,
tú eras formidable, yo era un miserable.
Éramos formidables.Cariño, perdón, señorita,
no voy a conquistarte,
te lo prometo,
soy soltero
desde ayer, joder.
No podré tener niños
pero bueno…
¡Eh, vuelve!
Dame cinco minutos,
no te he insultado,
soy educado y cortés
y estoy jodido.
No querrás tener nada que ver
con los chicos como yo,
Ojalá me hubieras visto ayer,
cuando eraFormidable, formidable,
tú eras formidable, yo era un miserable.
Éramos formidables.
Formidable, formidable,
tú eras formidable, yo era un miserable.
Éramos formidables.¿Pero te has visto?
Te crees muy guapa
porque te has casado.
Pero no es más que un anillo,
no te emociones.
Ella te dejará
como siempre hacen todas.¿Y qué ocurre con la otra chica,
la has mencionado?
Si quieres yo se lo cuento
para que todo quede claro.
Y al niño también
si es que tienes uno.
Espera tres años o siete
y ya verás si esFormidable, formidable,
tú eras formidable, yo era un miserable.
Éramos formidables.
Formidable, formidable,
tú eras formidable, yo era un miserable.
Éramos formidables.

Y pequeña, perdón, pequeña,
Sabes que en esta vida
no hay personas buenas ni malas.
Si mamá es tan pesada
es porque tiene miedo de ser abuela.
Si papá le pone los cuernos
es porque mamá está envejeciendo.
¿Por qué te ruborizas?
Ven aquí, chica.
¿Y qué os ocurre a todos,
que me miráis como a un mono?
Ah, que sois unos santos,
¡panda de simios!
Dame un niño mono, y será

Formidable, formidable,
tú eras formidable, yo era un miserable.
Éramos formidables.
Formidable, formidable,
tú eras formidable, yo era un miserable.
Éramos formidables.

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario

Las Nieves de Olivares

Si te dijera que mi pueblo, Olivares, tiene un nexo de unión con Roma, París, Madrid y Sevilla, seguramente dirías que eso es imposible. Si además añadimos a estas cuatro importantes ciudades europeas, los nombres del Conde-Duque, Murillo o Napoleón tu incredulidad probablemente vaya en aumento. Voy a demostrarte, precisamente hoy, 5 de agosto, que te equivocas.

En Roma hay una imponente basílica, Santa María Mayor, que fue construida, según cuenta la tradición, tras la aparición en sueños de la virgen a un noble romano. En el sueño la virgen anunciaba que el día 5 de agosto indicaría el lugar preciso del monte Esquilino donde debería construirse una iglesia en su honor. Ese día del año 358, el mismo papa visitó el monte donde tras una inusual nevada quedaron dibujados en el suelo los planos de la futura iglesia. No hace falta haber estudiado física para no creer en milagros pero igual que me gusta escuchar ciertas leyendas, me encanta esta historia. Nevar en agosto en Roma es casi tan improbable como celebrar una feria, bajo temperaturas de 40ºC,  en el mismo mes en el Aljarafe sevillano. Cuando estuve en Roma por supuesto visité esta imponente basílica y si eres paisano y vas a la capital italiana, yo no me la perdería.

Avancemos hasta 1590. El padre del famoso Conde-Duque, el primer conde de Olivares, fue embajador en Roma y cuando decidió construir una iglesia absolutamente desproporcionada para lo que entonces era un pueblecito minúsculo, pero en perfecta consonancia con su ego y aires de grandeza, le puso el mismo nombre que la advocación de la virgen a la que tanta devoción le profesara en su estancia transalpina. Al principio el altar mayor iba a estar ocupado por un cuadro que hoy se encuentra en la primera capilla de la nave derecha de la iglesia de Olivares, junto a la puerta de la sacristía. En ese cuadro se narra la procesión del papa al monte Esquilino y se pueden ver los planos marcados en nieve en el suelo. Afortunadamente este cuadro fue relegado a este sitio ocupando el altar mayor  una talla de cuerpo entero de una hermosa virgen, tallada por la hija de Pedro Roldán. Al parecer, según he leído, la imagen no se atribuye a la famosa hija del escultor, “La Roldana”, Luisa, sino a María. En cualquier caso se trata de una talla excepcional, al menos para los olivareños. Mis padres no recuerdan haberla visto en procesión por Olivares pero ellos no eran muy dados a las procesiones. En su lugar, cada 5 de agosto procesiona una virgen del Rosario que es mucho más llevadera y de mucho menor valor artístico. Lo sé me estoy desviando. Perdón. Bueno ya sabéis que la iglesia de Olivares es en cierto modo copia de la romana.

Un poco más tarde, en 1660, en Sevilla, Justino de Neve encargó a Murillo 4 pinturas para la renovación de Santa María la Blanca. En dos de ellas se narra el milagro de la nevada en Roma. Esta preciosa iglesia de uno de mis rincones preferidos de Sevilla, ha sido abierta recientemente tras unas obras de restauración. Santa María la Blanca es la misma advocación que la virgen de las Nieves.

Sevilla, Roma y Olivares tienen vínculos a través de Murillo y el Conde-Duque de Olivares. Pero, ¿y Napoleón qué pinta en todo esto? ¿Y París? Pues en la invasión napoleónica, allá entre 1808 y 1814, los franceses expolian numerosas iglesias, conventos y monumentos españoles. Como prueba de admiración y amistad por nuestro pueblo, claro. Entre otras obras de arte, los franceses trasladaron al Museo de Napoleón, lo que en la actualidad conocemos como el Museo del Louvre, las pinturas de Murillo de Santa María la Blanca de Sevilla. Afortunadamente en 1816 volvieron a España las pinturas. Eso sí, volvieron a Madrid, a la Academia de San Fernando, y ahora se pueden disfrutar si vas al Museo del Prado. Si vas al Louvre podrás ver otras pinturas de Murillo pero no estas que están en Madrid. Hace varios meses ha sido expuesta en la Casa de los Venerables, su ubicación previa al robo del “franchute”, la Inmaculada de Soult que lleva el nombre del general ladrón y que actualmente ya ha vuelto al Prado.

Sueño del patricio. Murillo.

Sueño del patricio. Murillo. Imagen de Wikipedia bajo CC BY SA.

Haz clic aquí para ver el segundo cuadro.

En más de una ocasión en empezado a hablar sobre algunos de estos personajes o ciudades e hilando, hilando he ido pasando por cada sitio, por cada momento, por cada cuadro, … Me encanta. Probablemente no sea más que cháchara barata, pero me encantan este tipo de conexiones.

Y para terminar, qué mejor broche que oír el alegre toque de campanas de la iglesia de Olivares el día de su patrona. Esta grabación es de 2009 pero tiene para mi el mismo efecto que si las estuviera escuchando en directo. Me llena de alegría ese repique de campanas, forma parte de mis recuerdos. Esta tarde, cuando una lluvia de jazmines simule la nieve cayendo sobre la patrona de Olivares, volverán a sonar. Felicidades a todos mis paisanos.

Publicado en La vida misma, Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Islandia en 14 panoramas / Iceland in fourteen 360º views

Ya he hablado aquí en otra ocasión de Dermandar. Es una aplicación que permite hacer panoramas de 360º con un iphone. Os dejo los 14 panoramas que he grabado con esta aplicación en mi reciente viaje a Islandia. Espero que os guste y os anime a conocer ese singular país de preciosos paisajes, naturaleza indómita y gente maravillosa.

:::::::::::::::::::

I’ve spoken about Dermandar here before. It is an app that allows you to make 360º views with an iphone. I show you the 14 views that I’ve recorded with this app in my recent trip to Iceland. I hope you like them and you could encourage to travel to this special country with pretty landscapes, an indomitable nature and wonderful people.

 

The sun voyager, Reikjavik

The sun voyager, Reikjavik

Meeting at Gurry home

Meeting at Gurry home

Tjörnin lake

Tjörnin lake

Einar Jónsson and ASÍ Museum

Einar Jónsson and ASÍ Museum

Near Borgarnes

Near Borgarnes

Ágústa's sister's house

Ágústa’s sister’s house

Gönguleidir hiking

Gönguleidir hiking

Gönguleidir hiking

Gönguleidir hiking

Gönguleidir hiking

Gönguleidir hiking

Gönguleidir hiking

Gönguleidir hiking

 

Gönguleidir hiking

Gönguleidir hiking

 

Gullfoss

Gullfoss

 

Laguna Azul

Laguna Azul

 

Imposible sunset

Imposible sunset

 

Publicado en Cháchara de maestros | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Road to Iceland (the end)

Una pizca de tristeza se masca en el ambiente. Esta mañana llueve y los ángeles de Hveragerdi no están con nosotros. Bien desayunados, con todo metidito en nuestras maletas y concienciados de que este último día dura 43 horas, nos ponemos en marcha hacia la estación de autobuses. Nos mojamos en el camino pero llegamos a tiempo. Eso sí, si no miró hacia atrás hubiera llegado andando a Reikjavik. Mis compañeros llegaron a la estación de servicio donde para el autobús y pensaron que iba a hacer fotos a la nada bajo la lluvia y me dejaron seguir y seguir arrastrando mi maleta. Es lo que tiene ser un explorador. La chica de la gasolinera habla español. Ha estado tres veces en Alicante y en unos días vuelve a España con billete solo de ida. Habla español como yo inglés si hubiera estado 500 veces en Inglaterra.  Un taxista nos tranquiliza informándonos de que, por según le chiva su smartphone, el autobús aún tardará siete minutos en llegar. Ainnnns.

1900 coronas cobradas con tarjeta nos trasladan hasta la capital y de camino nos secan la ropa. Fuera de los cristales hace un día de perros. Cualquiera diría que es pleno enero… en Sevilla. Una señora muy señoreada y vestida de negro, antes de salir del autobús, protege su voluminoso peinado con una bolsa de plástico transparente. Hasta aquí llegan los influjos almodovarianos. ¡Qué grande es Españañañaña!
En Reikjavik tenemos que hacer un transbordo y coger el 5 para llegar a la estación central. Durante la espera conocemos a James Fraymes, el lateral izquierdo del IBV Vestmannaeyjar, equipo que este año ha jugado la previa de la Europa League. Le invitamos almorzar con nosotros y le aclaro que si viene a jugar a España, como desea, no debe tomar “the wrong way” sino jugar en el equipo sevillano que juega este año en Europa. Gudrun nos espera en la estación y tras dejar el equipaje en la consigna, nos lleva por turnos en su coche al centro de la ciudad.

En el restaurante de un hotel monísimo de la muerte almorzamos por unos 16€, incluyendo la invitación a dos de nuestros ángeles de Hveragerirdi. Nos han llevado de la mano y han hecho posible que nuestras pertrechas carteras de funcionarios no sufran más de lo justo y necesario. Al terminar nos despedimos de Brynja que ha venido expresamente a comer con nosotros y del futuro jugador del Betis.

Ahora toca shopping. Nos damos una vuelta por algunas de las calles del centro buscando algunos regalos. Es sorprendente lo caro que resulta cualquier fruslería. Por poner un ejemplo: camiseta de recuerdo a 21€ o imán de barco vikingo para el frigo a 5€. En el paseo gasta-kronars nos sorprende comprobar lo que ya nos habían adelantado: los islandeses dejan en la puerta de las cafeterías bajo la lluvia a sus bebés dentro de los carritos. Isa, ¿qué te parece?

Tras despedirnos de Gudrun, dos taxis nos llevan justo a tiempo a recoger nuestro equipaje y poner rumbo a un lago de aguas termales, Blue Lagoon. Se trata de un lago artificial a la sombra de una central geotérmica. Sus aguas blancoazulinas, las rocas volcánicas que lo rodean, el agua caliente incluso cuando hace un frío propio del vuelo bajo del grajo, los vapores sulfurosos y la cerveza a 6€ hacen de este sitio, un lugar digno de ser visitado, incluso a pesar de los 33 euros de vellón que cuesta, en temporada baja, la entrada más barata. Ejem, termina hoy por suerte.

Al salir llamamos a un taxi-furgona que por unos 60€ nos lleva a los siete al aeropuerto. Allí nos quedan varias horas de espera que no se hacen demasiado pesadas. Es curioso comprobar que las empresas de alquiler de coches prohíben entrar en la parte más aislada y despoblada de la isla. Es que hay zonas de Islandia donde si tienes un problema, tienes un problema. Facturamos con la premonición de que nuestras maletas no llegarán a Madrid y pasamos al Duty Free a buscar los últimos regalillos. Maribel tranquila, in extremis, pero llevamos tus cremitas.

A eso de la una de la mañana cogemos rumbo a Düsseldorf donde llegamos casi 4 horas más tarde y una cena de juguete más en el estómago. Un par de horas más de transfer y pillamos nuestro último vuelo camino de Madrid. En el autobús que nos acerca a nuestro avión cedo el asiento a una chica embarazada. Al sentarse escribe en su whatsapp a su amor: “¡Qué casualidad, me acaban de ceder el asiento!”. Ella escribe y yo no puedo evitar leerlo, todo sea dicho. En la escalerilla del avión le digo que yo también espero un bebé. Ella lo tendrá antes, en julio, y ha decidido tenerlo en España. Se queja del frío y distante trato de los ginecólogos germanos y de que aquí se dé a luz a fuerza de empujones sin ni siquiera un chupito de epidural. Ahora Lufthansa nos agasaja con una especie de desayuno de juguete a base de tortilla con escupitajo de espinacas. Riquísimo.

Blue Lagoon

Blue Lagoon


En Madrid constatamos que nuestras maletas se encuentran en algún lugar de Europa distinto de Barajas. Bueno, tardarán dos días pero llegarán. Rotas pero llegarán. Ya solo queda un cercanías gratuito hasta Atocha, paseo y almuerzo rápidos por Huertas y vuelta a Sevilla en AVE. Han sido 8 días, miles de kilómetros y un chorro de buenos momentos. La experiencia ha sido inolvidable y además como colofón esta tarde beso a mi chica y vuelvo a sentir los movimientos de Carlos en su vientre. ¿Qué más se puede pedir?
Publicado en Cháchara de maestros | Etiquetado , | 4 comentarios

Road to Iceland (part 9)

Bueno pues esto empieza a terminar. Hoy es nuestro último día de reuniones. El meeting point de hoy es un centro, el centro, comercial de Hveragerdi. Allí hay una lavadora… perdón, un simulador de terremotos. Por 200 kr (1,2€) entras en una especie de pequeña atracción de feria y en la oscuridad te zamarrean como si estuvieras viviendo un terremoto de 6,6 grados en la escala Richter. La sensación es tremenda. Ya sabía que no quería vivir un terremoto de 6,6 antes de subir a la lavadora sísmica pero ahora aún lo tengo más claro. Ni pensar quiero en lo que debió ser el último terremoto de Japón que tuvo 100 veces más intensidad que nuestro centrifugado de hoy. En el mismo centro comercial se pueden ver vídeos del último terremoto que afectó en 2008 a Islandia.
Earthquake simulator

Earthquake simulator

Tras la visita tomamos un café y nos dividimos. Las cuatro coordinadoras y el coordinador turco, se reúnen para cerrar la participación de los alumnos en el proyecto durante el siguiente semestre y el programa de la visita a Sicilia. El resto tenemos un reto: construir una casita de pájaro con material reciclado. Los grupos son heterogéneos. A mi me toca trabajar con Ali, el joven turco, y Valdemar y Elisa, dos miembros de la expedición polaca. Terminamos satisfechos de nuestra obra de arte sin habernos agredido ni insultado. Puede que ayude que los 4 solo nos defendemos en inglés.
Birdhouse

Birdhouse

Después del almuerzo, en el instituto de nuevo, vemos todos los vídeos presentados por los alumnos. Nuestro proyecto se denomina “Social Network and European diversity”. Con él pretendemos que alumnos de 5 centros de adultos conozcan las culturas del resto de alumnos y que mejoren su inglés. Durante el primer semestre del proyecto los alumnos han propuesto recetas de comidas propias de sus países y luego han tenido que cocinar la receta de otro país y grabarlo en video. Hemos pasado un rato muy divertido viendo algunos desastres culinarios. Os dejo los vídeos de los tres ganadores. Gemma, nuestra alumna de 1º de alemán, se alza con el tercer puesto. ¡Felicidades, Gemma!

Os dejo aquí los tres vídeos ganadores.

Primer premio: Polonia. No os perdáis la nueva tendencia de cocina desde el sofá.

Segundo premio: Islandia. Piratas en la cocina.

Tercer premio: España. Desde El Puerto con amor. Well done Gemma!

Mención especial: Islandia. Este chico ha conseguido el desastre culinario que se ve en el vídeo ayudado por un amigo o familiar porque él no tiene movilidad en brazos y piernas. Sentido del humor no le falta, desde luego. Digno de alabar.

Tras la divertida entrega de premios, pasamos brevemente por nuestro hotel y rápidamente nos desplazamos a un restaurante cerca de Gellfoss a tomar lobsters. Lobster antes de la cena significaba para nosotros langostas. Después de la cena significa cigalas. Jajajaja, evolución semántica lo llaman. El restaurante es muy agradable y las langostas son pequeñas pero están buenas. Al final de la cena Ágústa nos hace entrega de los certificados y de unos presentes. La coordinadora polaca también reparte unos regalitos. Yo recibo un regalo esperado y emocionante: the Polish ladies sing the song that my mother sang when I was little. La canción dice:

“Antonio demonio

sube a la torre,

caza ratones,

su madre los guisa

y él se los come.”

Creo que será emocionante para mi madre escuchar esta canción en boca de unas señoras polacas. Ahí va el video del momentazo.

Al salir recorremos los 300 metros que separan el restaurante de un muelle donde nos hacemos fotos y nos arrancamos por sevillanas. Toca despedirse de algunos compañeros y los achuchones demuestran que hemos hecho amistad en dos días. Esto es un estupendo cemento para que cuajen el resto de iniciativas a desarrollar en lo que queda de curso y el año que viene.
Cae el sol en Islandia

Cae el sol en Islandia

Cuando llegamos a nuestro hotel toca decir adiós a nuestras anfitrionas y no resulta nada fácil. Un lazo fuerte se ha creado entre Hveragerdi y el IEDA. Estoy seguro de que esto es el inicio de una gran amistad.
Publicado en Cháchara de maestros | Etiquetado , | 1 Comentario